Congreso Panamericano de Esperanto en Montreal, Canadá

Durante esta semana en Montreal se discuten medidas para lograr mayor igualdad lingüística y la conservación de la diversidad cultural. Es una discusión que pretende superar barreras en el continente americano.

Con el tema «Ecosistemas, lenguas, culturas: diversidad para un desarrollo sustentable de las Américas», se celebra entre el 11 y el 18 de julio el 7º Congreso Panamericano de Esperanto (TAKE por sus siglas en esperanto). Además de diversas conferencias sobre el tema conductor y la situación actual del esperanto en América, se desarrollan espectáculos, actividades culturales y turísticas.

Entre los participantes se encuentran personas cuyo idioma materno es alguno de los cuatro más hablados en América (inglés, francés, español y portugués). Participan siete mexicanos, cuatro de ellos miembros de la mesa directiva de la Federación Mexicana de Esperanto. También miembros de pueblos indígenas de Costa Rica, Guatemala y Canadá forman parte del evento. Todos ellos compartiendo una lengua común y neutral, por encima de fronteras estatales, étnicas o lingüísticas.

El encuentro está organizado por la Comisión Americana de la Asociación Mundial de Esperanto, y sirve de pórtico al Congreso Mundial que comenzará el día 19 en Róterdam, celebrando el centenario de la organización más importante del movimiento esperantista organizado. Con este motivo, la asociación ha recibido este año el apoyo de parlamentarios de varios países como candidata al Premio Nobel de la Paz.

Precisamente dos americanos, la cubana Maritza Gutiérrez y el chileno José Antonio Vergara, forman parte de la directiva de UEA. Ambos han inaugurado el encuentro de Montreal, junto con un antiguo presidente, el estadounidense Humphrey Tonkin. El presidente actual, el hindú Probal Dasgupta envio un mensaje de saludo.

Los organizadores han destacado la vitalidad del idioma que está viviendo un importante resurgimiento gracias al internet y a las nuevas tecnologías, que han permitido unir a los hablantes y ha facilitado notablemente las posibilidades de comunicación entre ellos. A su vez, ello ha descentralizado las iniciativas, de forma que cada usuario del esperanto puede emplear esta lengua según sus propios intereses y aficiones.

En palabras de Steve Brewer, presidente de la asociación esperantista de Nueva Inglaterra: “El esperanto funciona. No hay que esperar a que se convierta en el idioma dominante del futuro. Se puede aprender hoy y usar mañana. Está aquí, listo para ser usado”

Categorías: